miércoles, octubre 04, 2006

¡Vuelve, locura mía!

La locura siempre me ayudó. Ella colaboraba a hacer que ciertos momentos de mi vida fueran puramente mágicos. Esos momentos que se presentan de vez en cuando y a los que una pizca de su alocada esencia les da entonces ese valor que ya no pierden jamás. Pero esta vez no. Esta vez la condenada razón frenó su actuación y se impuso, ganando la batalla y, ¡que narices!, ganándome a mi mismo, sin dejarme ser yo, porque yo siempre he sido más feliz de la mano de la locura. ¡Un segundo elogio de ella tendría que realizar si Erasmo no lo hubiese dejado tan claro en el suyo!.
¡Yo te reclamo, locura!. Te reclamo. Te imploro para que vuelvas a mí y me mires a los ojos en la próxima ocasión; que no me abandones y me procures esa felicidad y la que mis acciones reciben contigo. Te reclamo para mis mágicos instantes, para hacer feliz a los demás, para sentirme feliz yo... Hoy doy vueltas y vueltas sobre mí mismo desesperado y te reclamo a la vez que te maldigo ¿Cómo me pudiste abandonar allí precisamente?...

14 Comments:

Blogger aine said...

No te preocupes namaste,que la locura está a la vuelta de la esquina,en el amor se hacen muchas locuras,las que más,buenas y malas,asi que nada,suerte en la próxima locurila,jajajajajaja.

9:34 a. m.  
Blogger Bohemia said...

He encontrado un tornillo viniendo hacia tu blog y seguro que es tuyo tío locooooooooo...¿Cuando has estado tú cuerdo? ¡Nunca!...Y esa es la sal de la vida, un poco de locura...que todo lo cura...

Muack!

1:45 p. m.  
Anonymous Xydehia said...

Quizá no abandonó, quizá espera agazapada esperando otro momento.

Besitos

PD: el libro que te traes entre manos es buenísimo!

9:02 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

Parece que los locos abundan más de lo corriente :) Yo creí que eras mujer y hablas en primera persona del género masculino singular..... si me equivoqué,perdón, pero me gusta igual lo que te he leído :)

10:10 p. m.  
Blogger anais said...

Aquí, en Baires, te preguntarían "¿El analista te dio el alta?"
Desde la madrugada húmeda y porteña, anais i.

6:51 a. m.  
Blogger Lady Blue said...

Ella jamás te abandona Namasté. Hay momentos en que se nos escapa pero seguro pemanece muy cerca. Ve a buscarla y toma su mano y procura no volver a soltarla porque sin ella no se vive! Mucha suerte.

8:26 a. m.  
Blogger Princess Valium said...

Todos deberíamos ser un poco locos, no?
Debemos hacer locuras, debemos seguir los instintos, hay que sentirse vivo!
La locura no nos abandona, espera paciente a nuestra llamada.
Un beso

9:08 a. m.  
Blogger Carlos - XY51 said...

Yo loco loco y ella loquita.

12:17 p. m.  
Anonymous Xy said...

Namasté, acabo de leer tu comentario en mi blog.

Pásate por aquí, en este post precisamente hago referencia a mi nombre ;)

http://xydehia.blogomundo.com/2006/08/09/la-interminable-historia-de-mi-nombre/

(pero para que veas que soy buena, un adelanto...es completamente inventado, por eso es más mío que el propio del registro que comparto con mucha gente)

Besitos

2:32 p. m.  
Blogger Daniellha said...

Namasté...bella locura la del vivir...sin ella no logramos nuestros sueños.
"La madurez del hombre es haber vuelto a encontrar la seriedad con la que jugaba cuando era niño".
Nietzsche.
Besos.

4:18 p. m.  
Blogger kray11 said...

Reclamandola así seguro que vuelve y la próxima vez... el presente te guiará.
Abrazos

6:54 p. m.  
Anonymous bita said...

ains... que seria de nosotros sin esa chispita de locura...te dejo un frasquito por aqui, para que lo destapes cuando la necesites y asi no tengas que llamarla... si necesitas mas dame un silbidito peque!!
besitos a miles!!

1:12 a. m.  
Anonymous zoe said...

curiosa la locura.....tan locura que te hace creerte cuerdo cuando es ella la que habla.....
curiosa locura que unas veces se esconde bajo la mirada y otras grita para que se la vea clara.....curiosa locura...te adoro..porque si ntio...no sería lo que soy....
venía para darte un abrazo, acabo de regresar de un viaje.....

1:41 a. m.  
Blogger Hada Morena said...

La locura tiene la particularidad de darle un sabor distintivo a nuestras vidas.

¡QUE VIVA LA LOCURA!

Un enorme abrazo caribeño... por aquí volando.

3:54 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home