viernes, junio 02, 2006

La tentación

(Foto: Priscila Rodriguez)

“Puedo resistirlo todo, menos la tentación”
Estoy pensando que hace mucho que no tengo tentaciones. ¡Esto no puede ser bueno! ¿A quién no le gusta transgredir de vez en cuando las normas y coger una de esas frutas prohibidas sin que le vean? ¿Dónde se ha metido esta juguetona llamada tentación que se pone en mi hombro izquierdo a guerrear con el angelito del derecho?

Quizás la tentación viva arriba,
o me pase desapercibida porque siempre caigo.
Pongo este comentario, no lo hago…
¡Vuelvo a morder la manzana prohibida!

¿Te hizo recientemente alguna visita confesable?

6 Comments:

Anonymous Xydehia said...

Ese hormigueo que recorre cada centímetro de la piel cuando estás haciendo algo prohibido... es difícil resistirse cuando recuerdo esa sensación

Quizá sea mejor arrepentirse de algo que se ha hecho que de algo que jamás sucedió... el riesgo de caer en la tentación es único...

Besitos y veremos qué manzanas encontramor para hincar el diente ;)

1:43 p. m.  
Blogger indianguman said...

Mmmmmm.... ayer fui presa
prometo intentar más fuerte para la próxima

5:38 p. m.  
Blogger Max said...

Guau veo que tu blog crece. Mis tentaciones son las chicas morenas de piel blanca como porcelana, ahí si que no me puedo negar a dejarme tentar. Mi demonio me dice a por ella y el angelito me dice al ataque.

2:38 p. m.  
Anonymous Ro said...

Uyyyyyyyy.... Tentaciones... yo tengo tantas a diario... ejem, si yo te contaraaaaaa.

9:28 p. m.  
Blogger Princess Valium said...

Las tentaciones nos asaltan a cada momento,en cada esquina hay una nueva tentación...Algunas se dejan atrapar, otras en cambio nos hacen enloquecer

Un abrazo

10:28 a. m.  
Blogger xus said...

pueeeees es genial hacer caso a nuestras tentaciones, al fin y al cabo son diálogos con nosotros mismos,no? jiji!.

1:49 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home